Apocalipsis Capitulo 1

CAPITULO 1


VERSICULO 1
LA REVELACION DE JESUCRISTO”:
La  palabra REVELACIÓN, es una traducción de la griega Ἀποκάλυψις, APO-KA-LIP-SIS, la cual deriva de Apocalipto, de la hebrea Gala y de la Latina Revelo.
Todas expresan la misma idea, es decir, la de dar a conocer algo oculto, a fin de que pueda verse  y conocerse por lo que es.
El léxico de la revelación en ambos testamentos es amplia, y abarca la idea de hacer claras las cosas oscuras, la de dar a conocer las cosas ocultas, la de pronunciar palabras y la de hacer que las personas a quienes  se habla, vean, oigan, perciban, entiendan y conozcan. Así  entonces, Apocalipsis es un sustantivo griego que significa “ver claro”, “Descorrer  el velo”, “Quitarlo”. Nunca significa  ver difusamente.
En Rom.8:19, esta palabra se traduce MANIFESTACION igual que en  1.Cor.1:17  o en Lucas 17:30  y 1.Pe.1:5, 7,  donde en el original encontramos APOKALUPTAI. Otra palabra griega equivalente es epifaneia, vea 2.Tim.4:1; Tito2:13, etc., o también: fanerote 1.Jn.2:28, 3:2, Col.3:4  efanerote 1.Jn.3:2. Quiere decir entonces que cuando leemos Revelación, debemos entender que:
1) es para nosotros porque en Deuteronomio.29:29,
Dice el Señor que las cosas reveladas son para nosotros. En  Isa.44:7, 8, también dice que el las declaro y las puso en orden, vea también Isa.42:9; 41:26. Por medio  del profeta Amos dice, que el no hará nada sin comunicárnoslo Amos 3:7.
2) Que, y muy a pesar del simbolismo, es para que veamos claro todas las cosas allí enseñadas. Pero necesitamos NO UN SUEÑO O UNA VISION que nos revele su interpretación, sino la revelación que nos da el  Señor a través de la investigación de su palabra Jn.5:39; 1.Pedro 1:10 – 12. (Vea también Hechos 17:11, etc.).

El versículo sigue así: “QUE DIOS LE DIO”...
Como mediador, Jesucristo, nos trae también la revelación de Dios.
Antes en los profetas 1º Pedro 1:10-12; 2º Pedro 1:21. Hoy por medio de Jesucristo Hebreos 1:1, 2, Jesucristo también en espíritu estuvo predicando en Noé en los días previos al diluvio 1º Pedro 3:18-20 todos lo recibimos por medio de Jesucristo nosotros pertenecemos a El, 1º Corintios 3:23, y El es la cabeza del cuerpo que es la iglesia Colosenses 1:18, es el que nos revela todas las cosas 1º Corintios 2:10; Galatas 1:16, 1º Pedro 5:1; Juan 1:18; 5:19-20; 14:8-10 etc. solo por medio de El recibimos todas las cosas porque Dios le sujeto a El todas las cosas 1º Corintios 15:27; Hebreos 2:8 por eso es que Dios le dio a Jesucristo esta revelación para nosotros (vea 22:16).
El Padre es la fuente de la revelación Daniel 2:28-47; Mateo 11:27, Lucas 10:21-22. Existe un orden claramente visible en la Biblia Corintios 11:3; 1º Corintios 3:23-24.

“PARA MOSTRAR”:
La palabra griega aquí es; (gr. δειξαι “deichai”) cuyo significado es: mostrar, señalar, revelar, explicar, probar, instruir, enseñar.
A juicio del autor de este estudio, instruir seria la que mejor traduciría la palabra en este  contexto (vea la traducción de nacar-colunga)
Apocalipsis es una revelación cuya finalidad es instruir Apocalipsis 22:6-9, y no solamente mostrarnos o manifestarnos algo que puede ser optativo el entenderlo o escudriñarlo. Estamos ante una revelación que tiene que ser correctamente entendida para ser correctamente enseñada, vea Apocalipsis 22:18-19, y Apocalipsis 22:6-9.

ENTONCES PARA INSTRUIR A SUS SIERVOS:
“SUS SIERVOS” un siervo de Dios es aquel que llamado por Dios esta siempre en su intimidad Salmos 25:5-14, Proverbios 28:5, el que esta en su secreto Jeremías 23:18, 22 que es su amigo Santiago 2:23 discípulo Juan 15:15, que les sirven en forma incondicional Mateo 19:27-29; 10:32-39; Marcos10:21, 28-30; Lucas 9:62, etc. los que investigan diligentemente su palabra 1º Pedro 1:10, y por sobre todas las cosas los que lo obedecen, Apocalipsis 1:3; 22:6-9.
Por lo que leemos en Apocalipsis 22:9, los únicos reconocidos por Dios  como siervos son los que entienden y hacen caso a lo que Dios revelo en esta profecía de Apocalipsis. A estos Dios les instruye. Por eso es que tenemos tantos comentarios sobre Apocalipsis y tantas discrepancias, porque solo es para los “siervos” cuando aquí nos habla de sus “siervos” evidentemente se esta refiriendo a un siervo compuesto a los cuales instruye y que son los que forman su iglesia, su cuerpo. Así como en el antiguo testamento. El remanente de Israel era el “siervo” compuesto de Jehová Jeremías 31:7; Isaías 43:10 etc. así también la iglesia de Cristo es su cuerpo y esta formada por predestinados Romanos 8:29-30; Efesios 1:3-5, 9-11; 1º Pe.1:2; 2º Ti.1:9.como también en el caso del Israel literal, Rom.9:6, 7; 11:2, 5, 7.
Los demás  salvados son los “invitados”, como leemos en Mateo 22:2-14, que acompañan  la novia a las bodas, Apoc.19:9; Mateo 25:1-10; Sal.45:13-15; Can.6:9-13, y compare este ultimo versículo. Con Apoc.20:9.
Las naciones Isa.60:2 y 3. Compare con Apoc.21:22-26. Vea también, Isa.2:1-4; Mi.4:1-3; Sal 96:10-13; Daniel 7:26 y 27; Zac.14:16-21; Sal.2:8 y 9; Apoc.19:15, todos bajo el gobierno y dirección de la iglesia Apoc.5:9 y 10; 2:26 y 27; Isa.60:2, 3, 19, 20; Apoc.21:22-26; Mateo 19:27-29; Apoc.20:3-9, etc.
Estos “siervos” son los encargados de dar los mensajes de Dios a la iglesia nominal y al mundo haciendo la invitación divina para ellos Mat.22:2, 4, 8; Lucas 14:16-17; Mateo 25:14; Lucas 19:12-13; Mat.5:13-4, 16 estos “siervos” son los denominados por Cristo “manada pequeña” en contra posición con el resto.
Ahora ¿que cosa tenían que aprender estos “siervos”?; las cosas que deben suceder pronto es decir el comienzo del cumplimiento de las profecías a revelar, y que , como veremos tenían que ver con el desarrollo de los planes de Dios para con la iglesia y el mundo en lo que para ese entonces era la futura historia por decirlo así, de los acontecimientos desde aquel entonces hasta la manifestación de Jesucristo Apoc.1:19; 22:10 note que a excepción de Apoc.10:4, Apocalipsis no es un libro sellado para el tiempo del fin como en el caso de las profecías de Daniel (vea Daniel 12:4, 8-9, y compare con Apoc.22:10).
Esto es bueno que lo consideren aquellos que dicen que Apocalipsis es una profecía para los últimos siete años después que la iglesia, según ellos haya partido al cielo en el arrebatamiento.
Un libro sellado o una profecía sellada es aquella que no podemos discernir su significado sino solamente cuando se acerca su cumplimiento, vea Isa.29:10, 11; Dan.12:9, etc. pero no es el caso en ningún aspecto excepto el ya señalado en este libro que estamos estudiando.


“Y LA DECLARO
En el griego leemos;  ἐσήμανεν, “hesemanem” que traducido correctamente es “la declaro en símbolos”; señales, signos etc. Es muy importante que tengamos en cuenta la traducción debida, para que podamos interpretar correctamente. Como ya dijimos este libro es una gran parábola cuya simbología explica el significado de la profecía y cuya interpretación es igual que las parábolas solo para sus discípulos (ver introducción).
El significado de los símbolos lo encontraremos en la misma Biblia.
Ej. Apoc.17:3 “diez cuernos” este es el símbolo.
Apoc.17:12 el significado: “los diez cuernos... son diez reyes”
Apoc 17:3 “siete cabezas”
Apoc.17:9, 10 el significado “son siete montes y siete reyes”
Así sucesivamente vamos teniendo el significado de los signos y no nos equivocaremos en el entendimiento. Esto es bueno que lo tengan en cuenta aquellos que lo quieren liberalizar todo.
Cuando algo es literal como por Ej., el cáliz que tiene en su mano “las gran rameras” Apoc.17:4, es para que podamos identificar con toda precisión el símbolo. La identificación así prueba de que se esta refiriendo a la iglesia católica romana “los siete montes” de Apoc.17:9, son literales para señalarnos que es donde se asienta esta iglesia, Roma, pero que a su ves también son símbolos de “siete reyes”


VERSICULO 3
“BIENAVENTURADO EL QUE LEE, Y LOS QUE OYEN LAS PALABRAS DE ESTA PROFECÍA, Y GUARDAN LAS COSAS EN ELLA ESCRITAS PORQUE EL TIEMPO
ESTA CERCA”.

“BIENAVENTURADO” Gr. μακάριος, “macarios”, que significa también, bendito, digno de toda alabanza, dichoso, feliz, etc. El termino en singular, corresponde al “siervo”, en principio de todas las épocas que interpreto y enseño la profecía de este libro, Lucas 12:35 al 42; Apoc.2:1, 8, 12, 18; 3:1, 7, 14.  Este siervo es el mensajero compuesto de cada época, a los cuales el Señor instruye como ya hemos visto.
EL QUE LEE... “Gr. ἀναγινώσκων, hanaginoskon”, el que lee en voz alta. En la iglesia primitiva un oficial de la misma se ponía de pie y leía una porción  bíblica. Aquí  se esta refiriendo  evidentemente  al siervo maestro,  por la referencia que tenemos en lo que sigue del verso. En que los que oyen tienen que entender. Y muy especialmente al siervo maestro de los últimos días (vea Mat.24:45, 46, donde Jesús esta haciendo referencia a la parousia, es decir, al tiempo previo a la venida del reino.)
"LOS QUE OYEN...”  Gr. ακουοντες, “acountes”,  que significa oír y entender. Los que tienen discernimiento, vea Apoc.2:7, 11, 17, 29; 3:6, 13:22; 22:17, 18.
Aquí  como ya vimos se identifica  a los verdaderos creyentes de entre la iglesia nominal.
"y  GUARDAN...” Gr. τηροῦντες, “tepountes”, que significa: observar, poner atención, obedecer, lo opuesto a ignorarlo. La N.V.I.  Traduce “dichoso el que lee dichosos los que escuchan las de este mensaje profético y hacen caso de lo que aquí esta escrito, porque el tiempo de su cumplimiento esta cerca” (vea también Apoc.22:9, 10).

"PORQUE EL TIEMPO ESTA CERCA...” Gr. γαρ καιρος εγγυς , “gar kairos eggus”, es decir, porque el tiempo  señalado esta al borde de su cumplimiento.
Aquí  no se esta refiriendo a la inminente segunda venida de Cristo, el solo análisis de la profecía de este libro, que abarca toda una historia esta en contra de una interpretación así. Justamente ya pasaron casi dos mil años desde estas palabras y Cristo todavía aun no ha llegado. Los apóstoles no esperaban  la venida de Cristo para sus días, Mat.10:15; 11:21-24; Hechos 17:31; 24:25; Rom.2:6; 2.Cor.5:10; Sant.2:12; 2.Pedro 2:4; Jud.6; 2.Tes.2:1-3. Jesús advirtió que no esperaran pronto su regreso, Luc.21:8. Ya hemos considerado que se refiere al cumplimiento de las profecías  de este libro. El hecho de que los destinatarios finales son las iglesias, el cumplimiento de  las profecías señaladas para cada periodo  de la iglesia tendría su pronto cumplimiento. Ya estudiaremos que tenemos siete iglesias para siete etapas, y para las cuales hay siete profecías. Tanto para el maestro como para la iglesia de los determinados periodos siempre el tiempo estaría cerca. El del cumplimiento de la profecía traída por el mensajero de cada iglesia.


VERSÍCULO 4
JUAN A LAS SIETE IGLESIAS QUE ESTAN EN ASIA
En lo que respecta a las “cosas que has visto y que son...” vea 1:19, representan a las iglesias de Asia menor, hoy Turquía. Claro existían mas iglesias en esa zona, para las cuales no leemos ningún mensaje, por je, Colosas, Hierapolis, Troas, etc., lo que nos esta indicando que debemos tomar el numero 7 como simbólico. Este numero aparece mas de 50 veces en la Biblia por je, la semana de 7 días, 7 de cada animales limpios, Gen.7:7 fueron los años de abundancia de Egipto y 7 los de hambre, Gen.41 el séptimo día era de descanso, cada siete años la tierra debía descansar, después de cada 7 veces 7 años venia un jubileo.  Las grandes festividades del pan sin levadura y de los tabernáculos se observaban por 7 días. El candelero de oro tenía 7 brazos. 7 sacerdotes con 7 trompetas anduvieron alrededor de las murallas de Jericó 7días y 7 veces el 7mo día, etc.
Aquí en Apocalipsis tenemos, 7 estrellas 7 candeleros, 7 ángeles, 7 iglesias, 7 espíritus 7 sellos, 7 trompetas, 7 ojos, 7 cuernos, 7 copas, etc., es decir el numero 7 en un solo libro mas de 50 veces.
Esto nos muestra que los destinatarios de los mensajes fueron seleccionados por sus características que servirían de símbolo de 7 periodos por los cuales pasaría la iglesia desde su comienzo hasta la manifestación de nuestro Señor Jesucristo. Este hecho esta fortalecido cuando vemos que otros periodos de 7, sellos, trompetas, etc., culminan con la segunda venida de Cristo, mostrándonos de esta manera que estamos en lo correcto cuando decimos que el numero 7 es simbólico, que muestra proféticamente, los siete periodos por los que pasaría la iglesia, y los mensajes para cada uno de ellos (ampliaremos).

“GRACIA Y PAZ A VOSOTROS...”
Esto no significa ausencia de problemas, que en realidad abundaron en la iglesia por motivo de su fidelidad al Señor, para estas cosas estamos puestos 1Tes.3:3; 2Tim.3:12, y que siempre fue interpretado como una bendición, Rom.5:3 y 4; 2Tim.2:11-13, y como señal de un buen apostolado: 2Cor.4:7-11; 11:23-33, como un medio por el cual el Señor nos fortalece hasta hacernos participes de su santidad, Heb.12:3-12.  Los problemas vendrán Mat.10:34-36; Jn.16:33 pero no debemos preocuparnos 1Ped.4:12-16, y 5:6-10, sino entregarle todas nuestras cargas a El, y El hará, Sal.37:5; Fil.4:6, 7.

“DEL QUE ES Y QUE ERA Y QUE HA DE VENIR...”
Esta denominación es una prolongación del tetragramaton hebreo  יהוה
Y.H.V.H que traducido correctamente es, YAHVÉH o como otras traducciones menos correctas Jehová.
El significado es “El Eterno” “Yo Soy El Que Soy” Ex.2:14, aplicable solo a Dios, el Padre Apoc.4:8, 9; 11:16, 17; 19:4, etc.  El Hijo, nuestro Señor Jesucristo usa el “Yo Soy...” Jn.8:24, 28, solo en el sentido expuesto en Ex.23:20, 21, vea Ex.20:1, 2 y compare con Jueces.2:1, etc.
Note como aquí mismo se diferencian las personas. “Del Que Es... y de Jesucristo...” al principio del verso 5 compare con 1:1, “La revelación de Jesucristo que Dios le dio...”

“Y DE LOS SIETE ESPIRITUS...”
Los “siete espíritus” son “siete lámparas” Apoc.4:5, “siete ojos y siete cuernos” Apoc.5:6, “siete ángeles” Apoc.8:2.
Este mismo simbolismo lo encontramos en Zac.3:4 junto a Josué y Zorobabel.
Allí tenemos los siete ojos sobre la “única piedra” Zac.3:9 el candelabro de oro Zac.4:2, y las “7 lámparas” siete tubos para el aceite, dos olivares Zac.4:3, “los siete ojos de Jehová” Zac.4:10, dos ramas de olivos Zac.4:12, en Zac.4:14 se habla de los dos ungidos.
Todo este simbolismo es una representación de la verdadera iglesia.
En el libro del profeta Zacarías a la iglesia del antiguo testamento, y justamente aplica al remanente de Israel.  En la explicación bíblica del candelero, sabemos que es un símbolo de la iglesia hebrea.  En Apoc.1:20, también se lo aplica a la iglesia de Cristo, y justamente el candelero con las 7 lámparas tenia la función de alumbrar el tabernáculo Ex.39:37; Lev.24:1,2-4; Ex.25:37; 27:20, etc. Tal también la función de la iglesia Mat.5:14, 15; Luc.8:16 etc.
En Zacarías las siete lámparas también son los siete ojos de Jehová, vea y compare Zac.4:2, con 4:10. En Zac.3:1 se habla del remanente de Dios bajo el símbolo de “un tizón arrebatado del incendio”.  Josué con su fidelidad puede ser puesto como gobernador del remanente Zac.3:7, llamado “casa de Dios”.
Zac.3:8, se nos da una clave para la interpretación: estos varones, el remanente, es un símbolo de la verdadera iglesia de Cristo.  En Zac.3:9 tenemos: Cristo el “renuevo” del  verso 8, “la única piedra”.
Y sobre ella “siete ojos” que cuando cotejamos con Mat.16:18, sabemos que es la verdadera iglesia.
A estos siete ojos y siete lámparas en Zac.4:10 se les llama “los ojos de Jehová” que “recorren toda la tierra” y en Apoc.5:6 a estos siete ojos se los identifica con los “siete espíritus de Dios”.
Luego tenemos en Zacarías 4 a Josué y Zorobabel, los olivares que en Apoc.11 son llamados “los dos testigos” que es una representación del fiel pueblo de Dios, vea y compare con Apoc.11:1, y 11:7 y coteje con Apoc.12:17 y Apoc.13:5 llamados también “remanente” y “los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús” Apoc.14:12 en otras palabras la iglesia verdadera.  Tenemos entonces un testimonio claro de que “los siete espíritus” son la verdadera iglesia formada por los predestinados como veremos mas adelante. Nuestra interpretación queda fuera de toda duda cuando leemos cuando leemos que los “siete espíritus” son las “siete lámparas” Apoc.4:5, y que son “siete ángeles” Apoc.8:2, que están representados por las “siete estrellas” en la diestra del Señor Apoc.1:16.
En Zac. Son los fieles del antiguo testamento aquí los del nuevo testamento
Zac.4:3 compare Con Apoc.11:4; Zac.4:10 con Apoc.5:6; Zac.4:11 con Apoc.11:4, y vea Zac.4:14 y comentario a Apoc.4:5.

El que diga “de parte de” y que están “DELANTE DE SU TRONO”, se explica por lo siguiente: el griego: απο, “apo” que se traduce “de parte de” también significa “por medio de” y el griego ενωπιον του θρονου, “enorion tou tronon” que se traduce “delante del trono” también se puede traducir  “a la vista del trono”.
Si, el texto rezaría:
“Gracia y paz a vosotros” (a la iglesia nominal)

“Del que es y que era, y que ha de venir, por medio
De los siete espíritus (la iglesia verdadera,
Los mensajeros) que están a la vista del trono”


VERSÍCULO 5
"Y DE JESUCRISTO EL TESTIGO FIEL, EL PRIMOGENITO  DE LOS MUERTOS Y EL SOBERANO DE LOS REYES DE LA TIERRA. AL QUE NOS AMO, Y NOS LAVO DE NUESTROS PECADOS CON SU SANGRE".

“JESUCRISTO EL TESTIGO FIEL...” En el griego leemos que el es el μαρτυς, “martus”, de la que se traduce testigo, pero también la palabra significa mártir, y sigue en el griego:  ο  πιστος, “o pistos” fiel, confiable, seguro, verdadero, fidedigno, vea Apoc.3:14, todos estos términos exaltan la vida de Cristo.  Tanto en la vida como en la muerte fue vista su fidelidad. Pero El es, “el testigo fiel”. Hablándonos así de su eterna fidelidad 2Ti.2:13.
 
“EL PRIMOGÉNITO DE LOS MUERTOS...” Gr. πρωτοτοκος, “prototoko”. Es importante notar que aquí no dice que el es el “proton” que en griego significa el primero, sino el “prototoko”, “el primogénito”.
La palabra griega “prototoko” se le aplica a Cristo en Col.1:15, como el “prototoko de la creación”.  En Col.1:18, al igual que aquí como el “prototoko” de los muertos.  Este término griego más que “primero” en sentido temporal, tiene una significación de prominencia.

Jesucristo no fue el primero en morir, ni tampoco el primero en resucitar. En 1Reyes 17:17-23, tenemos por parte de Elías la resurrección del hijo de la viuda de Sarepta.  En 2Reyes 4:27-35, la resurrección del hijo de la sunamita. En Mat.9:18-25 la hija de Jairo, en Jn.11:1-44, la de Lázaro, en Lucas 7:12-25, el hijo de la viuda de Nain, en Hechos 9:36-41, la de Dorcas, luego en Hch.20:9, 10 la resurrección de Eutico.

Jesucristo es el “primogénito” en el sentido de que es “primicias” de los que durmieron, del Gr. “aparje” que significa “primera parte”, vea 1Cor.15:20.  En Hch.26:23, leemos que El es el “protos” “de la resurrección entre los muertos”, es decir, es el primero en el sentido de prominente, principal, ejemplo: la muerte de Adam, trajo la muerte a la humanidad, la muerte de Cristo le da la vida 1Cor.15:21.
Así que entonces, como Cristo es el “prototoko” de la creación por ser el medio de la creación, así también es el “prototoko” de los muertos por ser el medio por el cual viene la vida, Jn.11:25, el que tiene las llaves del “hades” y de la muerte, Apo.1:18. En Col.1:18, la palabra “prototoko” esta precedida y relacionada con otra palabra griega “arji” traducida generalmente “principio”, por eso leemos: “el que es desde el principio, el primogénito de entre los muertos” y allí mismo nos explica, “para que en todo tenga la preeminencia”, donde se nos explica justamente el porque se le llama “primogénito”. Por esta misma razón también se lo llama “el primero y el último”, vea Apo.1:17, 18; 2:8.    
Pero también la palabra griega “prototoko” tiene un sentido temporal, es decir, también significa primero Gen.27:19; Ex.11:5; 13:2; 22:29; etc. Jesús fue el “prototoko” de María Luc.2:7.

En este sentido Cristo también fue el “primogénito de los muertos”, el primer resucitado de los que resucitaran para el reino a su semejanza, Rom.8:29; Heb.2:9-13; 1Cor.15:20, 22; Heb.12:23, etc.

Luego el texto sigue así: "Y EL SOBERANO DE LOS REYES DE LA TIERRA..."
Esto significa que ejerce toda autoridad.  Todos los reinos existen con su permiso, aun los que le son hostiles y aunque “todos yacen bajo el poder del maligno” 1Jn.5:18, vea Rom.13:1; Isa.45:1; Jer.25:9, incluso los usa como instrumento para castigar a su pueblo, ejemplo: Asiria, Isa.10.
En el griego leemos que Jesucristo es el αρχων, “arjon”, el jefe, gobernante, oficial, juez.  Es decir, el ejerce todo el control sobre ellos, aunque hoy todavía no podemos ver esta soberanía, Heb.2:8, así como es el soberano sobre la muerte aunque la humanidad tenga que pasar por ella aun.  Este dominio será pleno y visto como tal por toda la humanidad, cuando se establezca el reino de Dios sobre este mundo Dan.7:27, y tenga, “a todos sus enemigos debajo de sus pies” desde el milenio hasta la eternidad. Dan.7:13, 14, 17, 18, 26, 27; Isa.32:1, 2, Luc.1:32, 33, Apoc.2:26, 27; 5:9, 10; 19:11-21, 20; 22:5 etc. Vea Sal.89:27. (Ampliaremos).


VERSÍCULO 6
"Y NOS HIZO REYES Y SACERDOTES PARA DIOS SU PADRE..."
Mejor traducción del griego es “e hizo de nosotros un reino y sacerdotes para Dios su padre”
Este reino es el que se le prometió a Israel en el desierto Ex.19:6, vea también Isa.61:6
Y que en su cumplimiento final, completo y definitivo, esta en el futuro, Mat.19:28, 25:31, 34; Luc.22:29; Mat.8:11; Apoc.20:4 y corresponde al reino de “los santos del Altísimo” de Dan. 2 y 7 que gobernaran “sobre la tierra” Apoc.5:9, 10; Apoc.11:15, etc.
Hoy  solo como una “sombra” vemos este reino en la iglesia, ya que esta en formación pero se manifestara a plenitud en el futuro cuando en unidad refleje plenamente la Gloria de Dios y sea realmente luz de las naciones según las profecías en la “manifestación de nuestro gran Dios y de nuestro salvador Jesucristo” Tito 2:13. Trad. Pablo Besson.
Vea Ef.2:20, 22; 4:11-16; 1Jn.3:1, 2; Isa.60:1-3; Apoc.21:22-26; 22:5; Tito 2:13, 14.

Los reyes y sacerdotes de este reino, y que forma la verdadera iglesia esta formado por predestinados 1Pe.1:1, 2;  2:9, 10; Rom.8:28-30; Ef.1:4, 5, 11.  Que no todos forman parte de este cuerpo sino solo escogidos por Dios, es claro en Mat.20:23; Apoc.20:4 etc. Este cuerpo esta formado por creyentes que reúnen estas condiciones lea: Mat.19:27,28; Mar.10:40; Luc.22:28, 29; 2Tim2:11, 12; Apoc6:9-11; 14:4; 20:4 etc. Estas condiciones están solo en una minoría, en los predestinados.
Muchos se preguntan sobre el porque de los sacerdotes en el reino, cual será la función de estos.

Los sacerdotes levitas por ejemplo, fueron escogidos para servir en el tabernáculo, Num.1:49-53. El sacerdote era el que oficiaba en el culto público a Dios. Era ordenado para provecho de los hombres, en las cosas pertenecientes a Dios, para ofrecer tanto dones como sacrificios por los pecados. También eran los encargados de ayudar a administrar justicia en la nación hebrea Deut.17:8-12; 21:5; 33:8, 10; Eze.44:24.
Los sacerdotes instruían al pueblo en la palabra y se la explicaban Deut.33:10; 2Cro.15:3; 17:7-9; Mal.2:7.
Estas actividades, además, de los sacrificios que realizaban con animales, por sus propios pecados y por los del pueblo.
En los días del rey David, hubo gobernantes con el titulo de sacerdotes 2Sa.8:18; 20:26; 1.Rey.4:5.
En la tierra nueva, en la edad mesiánica, puesto que no tenemos que sacar la esperanza cristiana del contexto hebreo, a quienes se les hizo primeramente esta promesa.

La iglesia en el milenio, hará realidad lo que el sacerdocio levítico fue sombra.
En el milenio habrá una intermediación por los resucitados que nunca escucharon el mensaje del Señor. La iglesia será la encargada de aplicar los beneficios del sacrificio de Cristo, a todo resucitado que acepte el mensaje Divino Apoc.20:6, justamente el hecho de que Jesús entrega todo al Padre después del milenio, y que recién ahí será totalmente vencida la muerte, es una prueba irrefutable de su función intercesora aun en el milenio, vea  1.Cor.15:20-28.

También como sacerdotes serán jueces, vea Mat.19:28; 1.Cor.6:2, 3; etc.
Como sacerdotes tendrán una destacadísima labor docente, Isaías 2:2-5; Mi.4:1-6; Isa.11:9; Apoc.21:24; Mat.24:45-47.
Y como sacerdotes, reyes juntos con Cristo Isa.32:1; Apoc.14:1; Dan.7:14, 27; Apoc.11:15.
En el A.T. tenemos las figuras muy claras de lo porvenir, Heb.10:1; Col.2:16, 17, etc.
El sumo sacerdote, David como Rey, Jesucristo, los sacerdotes, la iglesia.

VERSÍCULO  7
“HE AQUÍ QUE VIENE CON LAS NUBES, Y TODO OJO
LE VERA Y LOS QUE LES TRASPASARON,
Y TODOS LINAJES DE LA TIERRA
HARAN LAMENTACION POR EL, SI, AMEN”

El texto griego es: “Miren/ mira, como viene entre las nubes”

Así traducido, denota un tiempo en el cual se “ve” a Cristo viniendo entre las nubes conformándose así con Mat.24:30, en el griego, donde esa venida es un proceso de tiempo llamada  “parousia”, caso contrario, “He aquí”... nos lleva a pensar que irrumpe en un momento, y que no corresponde a lo enseñado en las Escrituras, ya que aquí no se esta refiriendo al momento que Jesús dijo “y venga de repente aquel día”, sino al tiempo de su “parousia”.
La venida “parousia” de Cristo es un proceso de tiempo.
En Luc.17:22, Jesús dijo que “los días del Hijo del Hombre” serán como “los días de Noé” y “los días de Lot”. Luc.17:26, 27 (note el plural). A estos “días” (plural), en Mat.24:37, se los compara con “la  venida (gr. parousia) del Hijo del Hombre”, en Luc.17:22 y también “días de su manifestación” según Luc.17:30.
Es un tiempo en el cual se cumple, las señales del pronto establecimiento del reino de Dios, aquí en la tierra según Mat.24; Marc.13; Luc.21.
Este tiempo (Gr. tote) Mat.24:30 en el griego, vea Reina-Valera-Actualizada, es que se “ve la señal del hijo del hombre en el cielo… y verán al hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con gran poder y gran gloria”.  Note que el “ver la señal” es decir, las señales que tenemos en los tres capítulos ya citados significa “ver a Cristo viniendo”, vea también a Luc.21:27.
Note que Mat.24:30, contrasta con Mat.24:23, donde leemos “Entonces si alguno os dijere: Mirad, aquí esta el Cristo, no lo creáis”.  Esto nos ayuda a entender la invisibilidad en principio de la venida de Cristo.
Antes de seguir quiero aclarar que la venida de Cristo es claramente visible, pero explicare en que sentido es visible.
En la Biblia leemos que sin santidad y pureza nadie verá al Señor, Heb.12:14; 1Jn.3:1-3, etc.  Si esto es así, entonces queda por explicar como lo verá el resto del mundo.
Justamente el hecho de que se usa un símbolo como las “nubes” es para explicarnos como lo verá el mundo.
Las nubes simbolizan justamente invisibilidad, vea Ex.19:9-11, 17-19; Deut.4:11, 12, 15; Lev.16:2; Num.11:25; Dan.7:13, 14.
En principio todos vemos la venida de Cristo através de las señales vea Mat.24:30, que marcan la proximidad del “reino de Dios”, Luc.21:28-31. Porque cuando en Mat.24:30 leemos: que veremos “la señal” se está refiriendo, y esto es muy claro, a las señales dadas por Jesús que en conjunto forman “la señal” pedida por los apóstoles al Señor, Mat.24:3.
Ahora al tiempo de la “manifestación” propiamente dicha de nuestro Señor Jesucristo, es decir, “la epifaneia de su parousia” “la manifestación de su presencia” 2Tes.2:8, solo los verdaderos creyentes, la iglesia espiritual verá al Señor tal como el es 1Jn.3:2.
La gloria del Señor estará en la iglesia, vea y compare en Isa.40:5 leemos la siguiente profecía cuyo texto sin lugar a dudas es parecido a Apoc.1:7, que estamos tratando, ponga atención:
“Y se manifestara la gloria de Jehová,
Y TODA CARNE JUNTAMENTE LA VERA...”
Ahora cuando leemos  Isa.60:2, 3 comprobamos donde se manifestará la gloria de Jehová, y como será vista.  Allí dice:
“Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra
y oscuridad las naciones, mas sobre ti amanecerá Jehová,
Y SOBRE TI SERA VISTA SU GLORIA,
Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes
Al resplandor de tu nacimiento”.
 Este pasaje es paralelo con Apoc.21:22-26, vea también Isa.60:11, 19, 20, donde claramente se aplica a la iglesia, aun futura en los días de Isaías.
Entonces tenemos que: En principio se ve la “señal” del hijo del hombre viniendo, esto a la vista de todos ya que las señales son concluyentes.
Pero al tiempo del establecimiento del reino, las gentes salvadas o como decimos comúnmente, las naciones verán a Cristo reflejado en su cuerpo, que es la iglesia.  El texto no dice que las naciones andarán a la luz de Cristo, sino a la luz de la iglesia, la que refleja la luz de Cristo, lea Isa.60:19, 20, y compare con Apoc.21:22, 23.  Por esto es que leemos en Rom.8:19, que “el anhelo ardiente de la creación (la humanidad) es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios” mientras que la esperanza de la iglesia es “La manifestación de nuestro gran Dios y de nuestro salvador Jesucristo” Tito 2:13 (p. Bessón), vea también, Rom.8:17, 18. Donde Pablo enseña que su gloria, la de Cristo, se manifestará en nosotros, vea Col.3:1-4, etc.
Este pasaje Apoc.1:7 que estamos tratando, también es paralelo a Apoc.10:1; 14:14; 19:11; Mat.24:30; Dan.7:13, 14.  En ninguno implica visibilidad, ninguna autoridad en teología toma en forma literal los pasajes citados excepto Apoc.1:7, es evidente que es por prejuicios doctrinales, de otra manera no se puede explicar.
El pasaje en cuestión sí enseña que el gobierno de Cristo viene en poder y gloria, Apoc.19:11, que es un tiempo de juicio, Apoc.10:1, 2; 14:14-20, que es un tiempo de separación al se juzgadas las naciones, juicio que se prolongará hasta el fin del milenio, Mat.25:31-46; Apoc.20:7-15. Etc.
Pero toda esa venida en gloria y en poder,  el juicio y todas las demás cosas, las vemos por medio de los hechos, de los efectos, por las señales, hasta que al fin entonces, al tiempo de recibir el reino, “los santos del Altísimo” serán los únicos que verán a Cristo, no como fue hace dos mil años atrás, sino “tal como El es” 1Jn.3:2; Apoc.22:4, etc.
De que el ver entre las nubes no significa ver físicamente se muestra en varios pasajes de la Biblia, eje. Ex.19:9, 11, 18. Compare con Deut.4:11, 12, 15, y Ex.20:22.
Ex.19:9, 11, es idéntico a Apoc.1:7 y nos ayuda a interpretar el sentido simbólico del texto.  Es un texto patrón, para poder interpretar los demás pasajes similares.  El otro pasaje bíblico que nos muestra la invisibilidad en este tipo de expresión y que es categórico, son las mismas palabras de Jesús al sumo sacerdote Caifas cuando le dice:

“DESDE AHORA VEREIS AL HIJO DEL HOMBRE
SENTADO A LA DIESTRA DE DIOS,
Y VINIENDO EN LAS NUBES DEL CIELO”.
Mat.26:64.
Nadie interpreta este texto literalmente, ¿por qué se lo hace con Apoc.1:7?
Apoc.1:7, señala el nacimiento de una nueva etapa, tal es el uso de ese lenguaje simbólico en la Biblia, veamos:
En Ex.19:9, 11, 18; el comienzo del gobierno teocrático sobre Israel,  En Mat.26:64, es comienzo de la era de la gracia.
En Apoc.1:7, el comienzo del reino de Dios en su etapa inicial en relación a la tierra a partir del cumplimiento de Dan.7:13, 14; Mat.24:30, siguiendo luego con el cumplimiento de Dan.7:22, 18, 27; Dan.2:35, 44, 45.
Este tiempo comenzó con el cumplimiento de Mat.24:7, 8, que según los entendidos dentro de los teólogos evangélicos, fue al tiempo de la primera guerra mundial, lo que estoy totalmente de acuerdo. El primer período de este tiempo terminará en esta generación Mat.24:34, con la llegada del reino en toda su plenitud Luc.21:31, llamado también la segunda venida de Cristo, cumpliendo también así Dan.7:27, y encadenando a Satanás según Apoc.20:1, 2, es decir, privándolo de sus medios Apoc.19:20.  Dando comienzo a la segunda etapa o período que no tendrá fin, la eternidad, 1Cor.15:23-28, etc.


VERSÍCULO 8
"YO SOY EL ALFA Y LA OMEGA
DICE EL SEÑOR, EL QUE ES, QUE ERA, Y QUE HA DE VENIR,
EL TODO PODEROSO".
Alfa y omega son la primera y última letra del alfabeto griego, y nos habla de Dios como Único, no hay nadie ni antes ni después de El, Isa.43:10.  Esta designación es estrictamente monoteísta, y nos habla claramente de un “Dios Único” vea Jn.5:44, y Jn.17:3 y se aplica solamente al Padre, “Al que está sentado en el trono” Apoc.21:5, 6; 22:12, 13.
El texto que se las aplica a Jesucristo, (Apoc.1:11) no se encuentra en el original griego, por consiguiente tampoco en ninguna traducción fidedigna.  Por esta razón ha sido corregido en Reina-Valera-Actualizada, y todas las modernas traducciones protestantes y evangélicas, donde ya no leemos estas palabras aplicada a Jesucristo.
Este pasaje es muy claro que el que dice “Yo soy el alfa y la omega” es “el que es y que era y que ha de venir”.  Ya hemos estudiado que se refiere a Dios, el Padre, verso 4.  El superlativo “Todopoderoso” Gr. παντοκρατως, “Pantokrator” en 2Cor.6:18, citando el A.T. 2Sam.7:14; 1Cr.17:13.  En Heb.1:5, lo confirma de una forma categórica; Juan, “Al que está sentado en el trono”, 4:8; 11:17; 15:3; 16:17, 14; 19:6, 15; 21:22, vea también Apoc.21:5, 6.  Y lo diferencia con el “Cordero” 5:1, 6, 7, 13;  6:16;  7:10;  21:22;  22:1,3.
En el original griego no incluye “principio y fin”, las cuales son aplicadas a Jesucristo en virtud a su muerte y resurrección Apoc.1:17, 18;  2:8;  Col.1:18.  El que diga “EL QUE HA DE VENIR”, no significa que sea Jesucristo. Dios, también se identifica con la venida del reino.  Cuando hablamos de la venida de Cristo hablamos de la venida del reino de Dios recuperando este planeta perdido por el pecado, y donde está involucrado todo el cielo, vea Mat.16:27;  25:31. 1Tes.3:13; Jud.14; Apoc.6:16; 19:6; 21:3; Heb.12:22, 23;  y coteje con Apoc.21:10;  Ez.43:7, etc. Por eso se habla del reino de los cielos o reino de Dios y de Cristo Apoc.11:15.


VERSÍCULO 9
PATMOS: esta isla se encuentra a 55 Km. a S.O. de Efeso (hoy Grecia). A esta isla se enviaban presos para trabajos forzados, para sacar minerales y donde las noches eran muy frías. En esta isla estuvo Juan por su fidelidad al Señor 16 meses o algo menos.


VERSÍCULO 10
“YO ESTABA EN EL ESPÍRITU EN EL DIA DEL SEÑOR Y OI UNA DETRÁS DE MI UNA GRAN VOZ COMO DE TROMPETA...”
“Yo estaba en el espíritu...” Gr. (εγενομην εν πνευματι= egenomen ev pneumati) es decir: “vine a estar bajo inspiración”, al igual que los profetas, Juan fue inspirado por Dios, 2 Tim 3:16, 2 Pe.1:21, 1Pe.1:10-11, condición que necesitamos para entender esta profecía. No hay aprendizaje espiritual sino por el Espíritu, 1 Co.2:10, el mismo espíritu que inspiro las escrituras.
“En el día del Señor...” Gr. (κυριακη ημερς= Kuriake gemera) que traducido es: día señorial no “gemera kuriou” día del Señor; y no se refiere ni al descanso sabático, tampoco al, descanso dominical como muchos interpretan. El día sábado ya no era llamado día del Señor en este tiempo (año 96 D.C.) en la iglesia cristiana, y mucho menos entre la gentilidad. Al día domingo en la Biblia se le llama “primer día de la semana” no día del Señor, y vea Mat.28:1; Hecho.20:7; 1Co.16:2, etc. Los interpretes futuristas enseñan que con estas palabras Juan esta indicando que fue transportado a los acontecimientos finales, “el día de Jehová”. Así interpretado, la iglesia no tendría ningún mensaje en este libro por lo menos por dos mil años, y no tendría sentido el destino de esta profecía que es a las siete iglesias que están en Asia. Ya hemos visto que cada uno de estos mensajes son profecías para las iglesias a través de toda la historia. En el verso 19 de este mismo capitulo y 22:16 nos enseña que la profecía de Apocalipsis abarca todo un periodo lo suficientemente largo como para llegar desde aquel tiempo hasta nuestros días. En los capítulos 12, 13, por ejemplo tenemos profecías que abarcarían más de mil años, que serian la persecución para la iglesia, las cuales se cumplieron con el papado desde el siglo VI hasta el XVIII. Si estas profecías esperan un tiempo futuro, la venida de Cristo podría ocurrir recién en los próximos 1500 años. Pero sabemos por la historia que todas las profecías se cumplieron en su transcurso. Además a los últimos días nunca se los llamo “día señorial”. Este era un día, el primero de cada mes, “el día del emperador o Sebaste”. Yo no creo que Juan quería identificar un día determinado para decirnos que en el tuvo una revelación. Tampoco es probable que todo Apocalipsis se le haya revelado en un solo día. Además, si Juan estuvo en esa isla 16 meses, que dato importante va a arrojarnos al decirnos la palabra día, refiriéndose a un tiempo de 24 Hs. se refiere a un día especial.

Ya estudiamos que “día señorial” se llamaba al día del emperador.
Este dato es importante puesto que a Jesucristo el le llama “Soberano”, 1:5, para los romanos el soberano era el emperador.
Yo creo que Juan esta pensando en esto cuando hace estas referencia, llama “día señorial” a todo el periodo que abarca la revelación que le es dada a continuación. El termino griego es “gemera”, también significa época. En 2Co.6:1-2, al tiempo de salvación se le llama “gemera” en el original, Jesucristo a este día le llama “año agradable de Jehová” Luc.4:19-21. Este “hoy” es permanentemente hasta la llegada del reino, abarca todos el tiempo de la gracia, Heb 3:7-8, 13-15; 4:1-10. Pero también este “hoy” termina con un tiempo de juicio y condenación, Isa.61:1-2. En Isa.61:2, el termino “día” y “año” se usa indistintamente, y justamente se esta refiriendo a un mismo tiempo, y que es el tema de todo Apocalipsis. Esto queda demostrado, además, y fuera de toda duda, por la revelación que sigue y el tiempo que abarca.
El texto sigue así: “y oí detrás de mi una gran voz como de trompeta...”
Es decir, que trae un mensaje al cual se debe prestar mucha atención. Un mensaje cuyo contenido no se puede descuidar. Vea el versículo 16, donde dice “de su boca salía una espada aguda de dos filos” que es la palabra de Dios, Heb.4:12. Note: “una gran voz como de trompeta” la trompeta es símbolo de mensaje, Os.8:1; Isa.58:1; Ez.33:1-9; 1Cor.14:8-9, etc., y este de la palabra de Dios. El que aquí diga “espada aguda de dos filos”, nos habla de un mensaje que produce dolor agudo, tristeza profunda, a juzgar por las vestimentas que trae “el Hijo del Hombre” versículo 13. Un mensaje de juicio y amonestación para la iglesia en todo el periodo representado por las iglesias allí mencionadas, como podemos ver estudiando los capítulos 2 y 3.


VERSÍCULO 11
“QUE DECIA (en el griego no se leen estas palabras: yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el ultimo) ESCRIBE EN UN LIBRO LO QUE VES, Y ENVÍALOS A LAS SIETE IGLESIAS (no se leen en el griego “que están en Asia”), a EFESO; ESMIRNA; PERGAMO; TIATIRA; SARDIS; FILADELFIA, y LAODICEA”.
He aclarado palabras que no están incluidas en el griego.  Algunas no tienen tanta importancia su inclusión como por eje. “que están en Asia”, porque están respaldadas en 1:4.  Pero no ocurre lo mismo con “Yo soy el alfa y la omega...” “que pertenecen solamente al Padre”, “Al que esta sentado en el trono”, Apoc.21:5, 6.  Fueron incluidas cientos de años después por los traductores, pensando que estaban apoyadas en Apoc.22:13, donde aparentemente se aplican también a Cristo.


VERSÍCULO 12 (desglosaremos por parte)
VI SIETE CANDELEROS DE ORO
El candelero consistía en un pedestal, un árbol o columna de seis brazos, tres de un lado y tres del otro opuesto de la columna, y siete lámparas que sobresalían de dicha columna y de los brazos, y tenían la función de iluminar el tabernáculo Ex.25:31-40; 30:7, 8.  Lámparas que ardían continuamente Ex.27:20, 21.  Aquí Juan ve siete soportes de oro, en las cuales irán 49 lámparas.  Estos siete candeleros simbolizan las siete iglesias a las cuales va dirigida, vea, 1:20.

En el versículo 13 nos dice que en estos siete candeleros, “veía a uno semejante al Hijo del Hombre”. Esta descripción hace referencia al Mesías Jesucristo de Dan.7:13, 14.  Es un titulo mesiánico y no solamente para significar que Jesús fue “un humano”.  Jesús mismo hace uso de este titulo y se lo aplica a sí mismo Mat.8:20; Luc.9:58; Mat.9:6; Marc.2:10; Luc.5:24; Mat.10:23; Mat.16:13, 27, etc. “Hijo de Hombre” llamaban los judíos en base a Dan.7:13, 14, al Mesías que esperaban, incluso en algunas sinagogas estaba el titulo en el frente, como recordatorio de la esperanza hebrea. Es importante que identifiquemos a Jesús con el Mesías prometido a Israel en forma mas completa, para tener un cabal entendimiento de nuestra esperanza dentro de las promesas mesiánicas que Dios hizo al pueblo hebreo del cual descendemos, desechando al cristianismo helenizado de Constantino, perpetuado por el catolicismo y trasmitido al protestantismo, el cual lo ramificó por todas las denominaciones existentes.
EL Mesías Jesucristo, sigue diciendo el texto, “Anda en medio de los siete candeleros”, incluyendo, claro esta LAODICEA, la iglesia apostata actual, como sumo sacerdote, a juzgar por las ropas que nos describe Juan, vea Ex.28.


VERSÍCULO 14
"SU CABEZA Y SUS CABELLOS ERAN BLANCO COMO BLANCA LANA, COMO NIEVE."
La lana era muy apreciada entre los hebreos, al punto que estaba incluida entre las primicias ofrecidas por los sacerdotes Deut.18:4. La blancura de la lana lavada, se usaba como ilustración de la pureza, Isa.1:18.
El cabello cano era reverenciado, como un reconocimiento a la autoridad Divina a los cuales se les reconocía y por lo cual llegaban a la ancianidad, ya que la obediencia era una condición para llegar a la vejez Lev.19:32; Deut.30:19, 20; Ex.20:12, etc.
La cabeza es símbolo de la fuente de la vida Mat.14:8, 11; Jn.19:30.
La ancianidad aquí aplicada a Cristo, es un reconocimiento a su dependencia a Dios, porque Cristo es la cabeza de la iglesia, dirigiendo todo su crecimiento, Ef.4:15; 1Cor.10:16; Col.2:19. Este pasaje con todos sus símbolos, será aplicado también a la iglesia en la plenitud de su madurez. Aquí no se esta identificando a Cristo con el “anciano de días” de Dan.7:13, 14; sino con el Hijo del Hombre que recibe autoridad del “anciano de días”, y con el “varón vestido de lino” de Dan.10:5-12.

“SUS OJOS COMO LLAMAS DE FUEGO”... Cuando leemos que sus ojos son “como llamas de fuego”, nos esta hablando de una mirada que todo lo escudriña, aun lo profundo de nuestro corazón Jer.11:20; So.1:12; 1Cor.2:10; Apoc.2:23. Este último texto justamente nos habla de esta mirada escrutadora de Cristo. En todo el simbolismo vemos una actitud de permanente vigilancia sobre su iglesia, Su Cuerpo.
La purificación de la iglesia, es una de sus actividades centrales, vea Ef.5:24-27; Col.1:22; Tito 2:14, etc., por esta razón, mas severo tiene que ser el juicio Heb.12:10; 1Pe.5:6, 7, etc.


VERSÍCULO  15
En el principio de este versículo leemos: “Y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como un horno”. El bronce bruñido es el bronce pulido, que queda rojo vivo bien lustrado. Aquí nos esta hablando del resultado final de purificación de la iglesia fruto de su constante labor en ella.
“Refulgente como un horno”, vea Zac.13:8, 9; Isa.48:10. En estos casos se refiere a los juicios en la casa de Dios donde comienza primeramente 1Ped.4:17-19, juicio que no tiene la finalidad de condenar sino limpiar, purificar, sobre el propósito de Cristo para la iglesia.
Veamos ahora el medio que usa para hacer este juicio. “UNA ESPADA AGUDA DE DOS FILOS”


VESICULO 16.
Esta espada aguda de dos filo, es la Palabra de Dios Heb.4:12; Ef.6:17; Tito 3:5; Apoc.19:15, 21.
Ahora bien, los que usan esta “espada de dos filos” por lo cual el Señor juzga, son los que el Señor tiene en su “diestra”, el texto dice: “Tenia en su diestra siete estrellas”, son los ángeles de las siete iglesias Apoc.1:20, que son los siervos mensajeros por medio de los cuales, el Señor comunica Su Palabra que juzga. Los mensajeros, y el mensaje son los medios que Dios siempre uso para juzgar, vea Mat.10:14; Luc.16:29; Jn.12:48; Jn.12:47; 48; Jer.5:14.
Algunos piensan que estos ángeles, son seres espíritus, es decir ángeles como comúnmente conocemos, los que están en el cielo. Otro dicen que son los pastores de cada iglesias. Otros que son los obispos de las iglesias.
Todas esas interpretaciones están equivocadas, por lo siguiente:
Para los que dicen que son ángeles del cielo, les digo que no, porque si así fuera no le mandaría a Juan a escribirles Apoc.2:1, 8, 12, 18, etc.
Los ángeles son los inmediatos a la presencia de Dios, ¿cómo pensar que Juan va ser un intermediario?
Para los que dicen que son obispos, quiero decir que en el griego, no dice que las siete estrellas son los “episkopois” (obispos) de las siete iglesias, sino que son los ἄγγελοι, “aggelois” (ángeles - mensajeros). Además  los obispos serian los que estaban al frente de cada iglesia. Ellos recibirían el mensaje traído por los mensajeros. Lo mismo ocurre con los que dicen que son pastores de las iglesias, ninguno de estos términos tiene que ver con alguien que es enviado, como en el caso de “aggelois” que significa mensajero. Este termino tiene mas bien su equivalencia con “apostoloi”, enviado, mensajero, misionero, vea este uso en 2Cor.8:23, encargados de establecer pastores, en los lugares que era necesario Hch.14:23; Tito 1:5, etc.
Después están los que afirman que el “ángel” de cada iglesia es la personificación de la misma iglesia, este razonamiento podría parecer correcto, pero no tiene en cuenta un detalle importantísimo.
En el capitulo 1:12, tenemos 7 candeleros que son las 7 iglesias 1:20. Por otro lado, en Apoc.1:16, tenemos 7 estrellas, y estas no son iglesias, sino los 7 ángeles de las 7 iglesias 1:20, dos cosas diferentes, 7 comunidades por un lado, 7 mensajeros con mensajes para esas comunidades por el otro. Así como el numero 7 es simbólico para las iglesias, también lo es para los mensajeros. No se trata de un mensajero por etapa como lo sostienen algunos, en el simbolismo no dice que había l candelero, o sea 7 lámparas, como para hacer un mensajero por etapa, abriendo camino para la presentación de falsos profetas, disputándose el puesto de mensajeros de la edad. Ya hemos visto que el simbolismo nos habla de 7 candelero que son 7 soportes para 49 lámparas, 7 por periodos. Esto es así por que las siete características de las iglesias existen en las 7 etapas con la diferencia de que la que recibe el mensaje central es la que tiene la característica general, de la iglesia en las distintas etapas.

El termino “aggelois” es una palabra griega cuyo significado es transliteración, ángel, y que significa; “mensajero”, “una persona enviada”.
En el Nuevo Testamento Jesús llama a Juan el Bautista “aggelo” en Mat.11:10; Marc.1:2, claro esta que en el griego, lo mismo que en Luc.7:24 a los discípulos de Juan se les llama “aggelos” (también Luc.7:27.) En Luc.9:52 a los discípulos de Jesús se los llama “aggelos” etc. Ahora note usted que allí no se traduce “ángeles” sino “mensajeros”, de la misma forma se tendría que haber hecho en Apoc.1:20.
“Aggelos” es equivalente a la palabra hebrea “mal' ak”, cuyo significado es “mensajero” y era aplicada a seres humanos, a los sacerdotes Mal.2:7, a Juan el bautista, y a Jesucristo que aun eran futuro Mal.3:1,  y a propósito, Malaquías significa “mi mensajero”. En  Apocalipsis.1:16, el simbolismo para estos mensajeros, es estrellas que están en la diestra de Cristo. Este término nos habla de mensajeros maestros, vea. Daniel 12:3. Los  apóstoles justamente están simbolizados por 12 estrellas en Apoc.12:1. A los falsos maestros se los denomina “estrellas errantes” Judas 13, haciendo bien claro el símbolo. Lo mismo ocurre con los maestros arrastrados por Satanás, Apoc.12.4, las estrellas arrojadas sobre la tierra.


VERSÍCULO 17
"YO SOY EL PRIMERO Y EL ULTIMO"
Este calificativo aplicado a Jesucristo, significa que tiene todo el poder sobre la muerte, como ya veníamos estudiando Apo.1:5; Apoc.2:8.
Cuando leemos que tiene las “llaves de la muerte y el hades” nos habla del poder para resucitar, a los muertos que están en el sepulcro, en virtud a que venció al que tenia el poder sobre la muerte, el diablo Heb.2.14.
La palabra griega  αδος, Hades es la equivalente a la hebrea Sheol, y a la latina infernus, que significan sepulcro, el lugar donde van los muertos. Al fin del milenio, una vez juzgada la humanidad, Jesucristo hará que nunca mas existan los sepulcros, ya que la muerte y el hades, serán lanzados al lago de fuego, que es el simbolismo Bíblico para significar “cesación” “aniquilación” etc. Por eso el texto sigue: esta es la muerte segunda 1.Cor.15:26.


VERSÍCULO 19
"ESCRIBE"...
Esta palabra es una orden del Señor, versos 11, nos habla de la importancia de esta profecía.
El Señor manda a escribir a Moisés, Ex.17:14; 34:27, a Jeremías Jer.30:2; 36:2 a Hab.2:2. Poniendo esta profecía a la misma altura de importancia para su pueblo como aquellas.
Ninguna carta en el Nuevo Testamento fue mandada expresamente a escribir por el Señor como lo fue Apocalipsis. Solo esta profecía cuenta con una bendición para los maestros, y miembros de la iglesia y que hagan caso, 1:3. Solo Apocalipsis identifica como siervos a los que fielmente se identifican con esta profecía 22:6-9.El solo descuido de hacer caso de las profecías de este libro acarrea condenación eterna 22:18, 19.este  último pasaje nos habla de la seriedad que debe tener este estudio.
Lo que Juan tiene que escribir es como sigue el pasaje:

"LAS COSAS QUE HAS VISTO, Y LAS QUE SON, Y LAS QUE HAN DE SER DESPUES DE ESTAS”
Este pasaje es importante ya que nos habla, por decirlo de alguna manera, de la clave para clasificar como histórica futurista a esta profecía. Se nos informa de un cumplimiento continuo en la historia, prestando una utilidad continua  la iglesia, tal como el resto de Las Escrituras.

"LAS COSAS QUE HAS VISTO”... Son la visión que tenemos hasta el versículo 18.

“Y LAS QUE SON....” Se refiere a las cosas presentes y a las históricas, que se realizarían en su transcurso, como cumplimiento de las profecías.

"Y LAS QUE HAN DE SER DESPUES DE ESTAS”...  El  cumplimiento futurista, de las cuales el histórico, aunque real, es a la vez sombra de cumplimientos futuros .La mayoría de las historias Bíblicas, fueron profetizadas antes y, a pesar que se cumplieron en la historia, estas fueron a su vez profecías de acontecimientos futuros .
Vea algunos ejemplos: Éxodo 13:21; 14:22; 16:15; 17:6; Sal.78:15; Num.14:29, 32, 35, compare con 1Cor.10:1-14, (vea verso 6, 11). En 1Cron.17:13, y 2Sa.7:14, el Señor da una profecía a David, una promesa vea. 1Cro.17:11, 12, que después de su muerte le levantaría un hijo que afirmaría su reino y que edificaría un templo. Este hijo en el cumplimiento histórico es Salomón vea. 1 de Rey.2:10-12, 24; 1Cron.29:23. Vea  también 1Cron.28:4-7.
Pero la profecía tenía un alcance mucho mayor a pesar del cumplimiento histórico. El apóstol  Pablo dice que el cumplimiento final de esa profecía es en Cristo en su faz espiritual y material del reino vea. Heb.1:5; Luc.1:33, etc.
En Gen.21:8-14 tenemos una historia, pero que a pesar de eso es una profecía. Y figura de la verdadera iglesia, la celestial de la cual la terrenal es solo una extensión Gal.4:26, 27, 31; Heb.12:22.
En el Antiguo Testamento tenemos una historia sobre Babilonia, y una profecía sobre su caída que ocurrió en la historia (538 A.C.), no obstante en el cumplimiento final, representa a la iglesia apostata y opositora a la verdad, vea: Isa.13:1-22; 14:4-31; 47:1-15, etc., podríamos llenar paginas con ejemplos.
Es evidente de que Apocalipsis sigue el mismo patrón, como no podía ser diferente proviniendo del mismo autor, Dios, que quiere que tengamos una revelación permanente de sus planes, en unas palabras, que solo Dios la puede dar es decir, que tenga cumplimiento en todas las épocas, que mientras la meta esta lejos, es cíclica.
El cumplimiento histórico en este estudio lo analizamos solo cuando lo necesitamos para identificar un símbolo para el tiempo presente, que creemos es el cumplimiento final.
El versículo 20 ya lo hemos estudiado. DE ESTA MANERA PONEMOS FIN A ESTE CAPITULO  NUMERO 1

Oscar F. Raya Schneider (Director)  cualquier consulta en este curso, escriba a:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada